La depresión en el paciente de daño cerebral

Home / Salud / La depresión en el paciente de daño cerebral

La depresión en el paciente de daño cerebral

Una de las consecuencias más habituales que suelen apreciarse en pacientes de daño cerebral es la aparición de síntomas de depresión asociados a la enfermedad. La depresión en este tipo de pacientes suele surgir por la afectación de áreas cerebrales responsables dela vida afectiva del individuo, por alteraciones de medidores químicos responsables de la regulación del humor o como reacción del individuo al reconocer la presencia de limitación o pérdida de algunas funciones habituales de la vida diaria.

¿Qué pronóstico tiene?

En dependencia de la profundidad de la depresión, la rapidez con que sea identificada, diagnosticada por personal cualificado y tratada con fármacos antidepresivos tendrá un buen pronóstico.

¿Cómo notar que mi familiar está deprimido?

Se puede notar por la presencia de estos síntomas:

  • Estado de ánimo persistentemente triste, ansioso o “vacío”.
  • Sensaciones de desesperanza, de pesimismo.
  • Sensaciones de culpa, de inutilidad, de incapacidad.
  • Pérdida de interés o placer en pasatiempos y actividades que anteriormente disfrutaba, incluyendo el sexo.
  • Insomnio, despertar muy temprano o dormir más de lo necesario.
  • Pérdida del apetito y/o de peso.
  • Disminución de la energía, fatiga o decaimiento.
  • Pensamiento sobre la muerte o el suicidio; intentos de suicidio.
  • Dificultad para concentrarse, en recordar, en tomar decisiones.
  • Síntomas físicos persistentes que no responden a tratamientos, tales como dolores de cabeza, desordenes digestivos y dolores crónicos.

¿Qué debo hacer ante la presencia de estos síntomas?

Lo más importante que uno puede hacer para ayudar a una persona deprimida es ayudar a obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado. Esto puede ser hacer una cita con el doctor y acompañar a la persona deprimida a que lo vea, dar ánimo para que siga el tratamiento hasta que los síntomas comiencen a disminuir (posiblemente tomará 2 o más semanas) o bien la búsqueda de un tratamiento distinto si no se aprecia mejora alguna.

  • Asegurarse de que la persona deprimida esté tomando el medicamento.
  • Ofrecer apoyo emocional, esto requiere de comprensión, paciencia, consideración y ánimo.
  • Converse con la persona deprimida y escúchele cuidadosamente, no le reste importancia a los sentimientos que exprese pero hágale ver las realidades ofreciendo al mismo tiempo, esperanza.
  • Si escucha comentarios relacionados con el suicidio no los ignore; repórtelos de inmediato al doctor.
  • Estimule a la persona deprimida a que participe en actividades que anteriormente le proporcionaban placer.
  • No acuse a la persona deprimida de aparentar enfermedades o “flojeras”, ni espere que él o ella salga inmediatamente de la depresión.
  • Tenga siempre presente y continuamente asegúrele que con el tiempo, la ayuda y el tratamiento adecuado él o ella se sentirán mejor.

Fuente: Fedace

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

Medicine doctor hand working with modern computer interface as medical conceptsin-titulo-1